Perfiles

  • Nombre:
    Fernando Lezama
  • Banda:
    Delirium
  • Nació:
    Septiembre de 1972
  • Instrumento:
    Guitarra
  • Delirium Bio

 


 Influencias: 

Iron Maiden, Metallica, Megadeth, Pink Floyd, Led Zeppelin, Deep Purple, Barón Rojo.

 Discos Favoritos: 
The Wall de Pink Floyd, The Number of the Beast de Iron Maiden, Master of Puppets de Metallica, Rust in Peace de Megadeth, Metalmorfosis de Baron Rojo.

 Historia Personal: 
La primera vez que estuve expuesto al rock fue a los 7 u 8 años, cuando me encontraba en la casa de mi amigo Jairo Balceiro y su hermana mayor Rosamaría sonaba a whole lot a love de led zeppelín en un disco de 45 revoluciones (en ese momento no tenía ni puta idea de cómo se llamaba aquello). La primera reacción al escuchar los tambores y pick slides con delay que se tiran en medio de la canción fue de miedo. Desde ese momento me sentí impresionado e intrigado por la oscura mágica fuerza del rock.

El otro hermano de amigo Jairo, Daniel tocaba muy bien la guitarra acústica, yo lo escuchaba maravillado y me enseño los primeros acordes, el se hacía de algunas guitarras y así mire por primera vez en mi vida una guitarra eléctrica en vivo y a todo color, me parecía lo más maravilloso del mundo.

En el colegio con los compañeros traficábamos con música y tuve mis primeros casetes grabados con motley crue en el lado A y Quiet Riot en el lado B, Pasaron muchos años hasta que tuve mi primera guitarra a los 15 años, fue una eléctrica, imitación de stratocaster roja con diapasón de maple, mi padre me la compró con ampli fender de 32 watts y un pedal DOD rock distortion (“estaba armado”). Desde ese momento mi destino quedo marcado. No tenia método pero si la voluntad obsesiva de aferrarme a aquel barato instrumento para soltarlo todo.

En 1989, a los 17 años me encontraba en quinto curso en el Colegio San Miguel, cuando formamos junto a Juan Carlos Fiallos un proyecto llamado Paria, que se enfocaba en tocar covers de rock en español al mismo tiempo que aprendíamos a ejecutar nuestros instrumentos. Andábamos buscando miembros para el proyecto y Juan Carlos me dijo. “Mira yo conozco un maje que es bueno con la batería” y así conocí a Tino. Paria tuvo una vida fugaz; se desintegro en el lapso de un año y nunca tocamos en público. Aquel momento fue muy duro y un definitivo punto de quiebre de vista al futuro. Fue cuando decidimos con Tino seguir adelante y nuestro próximo proyecto se llamó Delirium Tremens.